Enero

¡Nuevo Año! ¿Cuáles son tus propósitos para este año?
Te animamos a que uno de ellos sea poner un poco más de verde y color en tu vida.

Cuidados invernales para orquídeas

Con los cuidados adecuados, sin dejar de abonar, y un emplazamiento apropiado, las orquídeas seguirán maravillándonos también en invierno con una espléndida floración. En cuanto al emplazamiento durante la estación fría, deberá procurar que estas bellezas exóticas no se encuentren directamente junto a la ventana cuando está ventilando. Las temperaturas en torno a los 0 °C pueden provocar daños por heladas a sus plantas. Además, durante el invierno muchas orquídeas sufren por la falta de luz. Si las hojas amarillean y se inclinan fuertemente hacia un lado, es imprescindible colocar la planta en un lugar más luminoso, pero en ningún caso deberá exponerla al sol directo. Para que las orquídeas se sientan bien, además de luz suficiente, también necesitan una alta humedad ambiental.  El aire seco de la calefacción durante el invierno puede provocar una pérdida prematura de las flores. Controle regularmente el ambiente de la habitación y, si es necesario, encárguese de aumentar la humedad, por ejemplo con COMPO Revitalizante para Orquídeas. Este spray favorece un ambiente óptimo para las plantas y las protege de las antiestéticas capas de polvo y cal.

Regar correctamente las plantas de interior

Lamentablemente, no existe ninguna solución universal que nos indique la frecuencia y cantidad de riego apropiadas para una planta de interior. La necesidad de agua de las plantas depende de su variedad, las condiciones lumínicas y la temperatura. En principio, la regla básica es: cuanta menos luz reciba y más baja sea la temperatura, menor será el crecimiento de la planta y, por tanto, la necesidad de agua. Por ello, es recomendable reducir el riego de sus plantas de interior durante el invierno. Tampoco debe recurrir inmediatamente a la regadera cuando vea hojas marchitas. Además de a la falta de agua, esto también puede deberse a la podredumbre de las raíces o la falta de oxígeno debido a un encharcamiento del substrato. Antes de regar, compruebe siempre la humedad del substrato en la maceta con el pulgar. Sólo necesita volver a regar la planta si la tierra parece seca. Reduzca los abonados a las plantas de interior que estén en reposo.

Limpiar las hojas

Durante los meses de invierno, las plantas disponen de poca luz diurna. Para poder aprovechar al máximo la luz disponible, debería limpiar regularmente el polvo de las hojas con un trapo húmedo. En plantas de interior de hoja grande, como por ejemplo monsteras o ficus,  puede limpiar el polvo fácilmente con un paño. Por el contrario, las plantas de interior de hoja pequeña prefieren una ducha templada. No olvide proteger el cepellón del agua cuando las duche. Para darle un toque adicional a sus cuidados, a continuación rocíe las hojas con COMPO Abrillantador de Hojas. Su especial combinación de aceites repele el polvo y proporciona a las hojas un brillo sedoso.

Evitar daños por sequía en plantas perennes

Durante los inviernos poco lluviosos, muchas plantas perennes de balcón o terraza no se congelan, sino que se secan. En días soleados y sin heladas, bojes, coníferas y similares pierden agua por las hojas de forma constante. Si el substrato de la maceta se congela, la planta ya no puede compensar la pérdida de agua a través de las raíces. Las hojas se secan y empiezan a caer. Para evitar los daños por sequía, evite la congelación cubriendo las macetas con vellón y otros materiales. Podemos agruparlas también en la zona más soleada y cubrirlas con un plástico durante la noche, que deberemos retirar durante el día. Además, riegue suficientemente sus plantas perennes en días soleados y sin heladas sin evitar que el agua se encharque en los platos debajo de vuestras macetas. Durante periodos de heladas y sol, evite una evaporación excesiva a través de las hojas colocando sus plantas en un emplazamiento con algo de sombra y protegido del viento.

Plante pensamientos y primaveras en las jardineras libres o bien al pie de los arbustos en maceta.

Retirar la nieve

Durante estos días, la nieve convierte nuestros campos en un maravilloso paisaje de cuento invernal. Pese a la belleza del esplendoroso blanco, demasiada nieve puede convertirse rápidamente en una carga para nuestras plantas en maceta. En caso de nevadas fuertes y permanentes, el peso de la nieve obliga a las ramas a combarse hacia el suelo. Para evitar que se rompan las plantas o se doblen las ramas, deberá quitar cuidadosamente la nieve, sobre todo de los arbustos leñosos como el rododendro y el laurel cerezo. Para ello, solo debe sacudir la nieve de las ramas o barrerla cuidadosamente con una escoba o cepillo.  En caso de rotura de alguna rama, realice un corte limpio y aplique COMPO Lac Balsam Pasta Cicatrizante. Además si ha instalado protecciones para el frío en las macetas y jardineras, verifique que siguen en buen estado.

Prohibido pisar el césped

Un invierno nevado y húmedo supone una dura prueba para todo tipo de césped. Para que su césped sobreviva al estrés invernal con los menores daños posibles, necesita tranquilidad y se debe evitar pisarlo. Con una capa cerrada de nieve o hielo, el césped se vuelve muy frágil y cualquier peso lo puede romper fácilmente. Pero también durante el deshielo o con mucha humedad, cada paso que dé sobre él le provocará daños. La estructura del suelo reblandecido se comprime, lo que puede provocar la aparición de antiestéticas calvas que solo se podrán remediar ahuecando el suelo y volviendo a plantar en primavera. Por tanto, la regla de oro en invierno es: ¡prohibido pisar el césped! 

Planificar la compra de semillas

A finales de febrero ya puede empezar a plantar semillas en su jardín de interior y muchos cultivos están casi a punto para la siembra directa al aire libre. Este es el momento de planificar la siembra y la compra de semillas. Antes de comprar nuevas semillas, debería revisar los remanentes del año anterior. Si se han almacenado en un lugar seco y hermético, su poder germinativo se conserva sin problemas durante varios años. Una prueba germinativa en el alféizar de la ventana le evitará sorpresas desagradables y es algo que ya puede realizar.

Es momento de plantar

Ahora puede Plantar primaveras y pensamientos en los macizos vacíos además de los brezos de invierno y nuevos árboles los días que no hiele. Puede plantar su árbol de Navidad en el exterior (en zonas mediterráneas buscar una orientación Norte). Si ha estado en casa adaptadlo a las temperaturas exteriores progresivamente.

Limpie los líquenes de la corteza de los árboles, pues son un nido de enfermedades y aproveche las cenizas de la chimenea para realizar compost.

Huerto y frutales

Enero es el mes más frío del año. Los días son cortos y la luz escasea. En el jardín hay pocos trabajos urgentes para hacer pero sí pequeñas tareas.

Siembre las primeras semillas de tomates en casa y con calefacción. Es el momento de dejar descansar su huerto. Proteja las coles utilizando las hojas viejas para envolver el corazón. Es el momento de reproducir los frambuesos. Además, puede plantar los árboles frutales en los días que no hiele.