Noviembre

Tras Halloween o Todos los Santos comienza un nuevo mes. ¿Ya sabes cuáles son las tareas en tu huerto y jardín?

Controlar las plantas de interior con regularidad

Es momento de mover las plantas más exigentes en luz cerca de las ventanas y reducir la frecuencia de riegos. Cuando las calefacciones empiecen a funcionar, pulverice las plantas para aumentar la humedad ambiental. Abone cada 15 días con COMPO Fertilizante Universal, sobretodo los cymbidiums, para ayudarlos a florecer. Poner las macetas de tulipanes, jacintos y narcisos al interior para forzar su floración y disfrutarlas en Navidad.
 
Durante el otoño y el invierno, las plantas de interior reciben menos luz, pero al estar situadas en el alféizar, sobre el radiador, suelen pasar mucho calor. Estas condiciones son óptimas para el rápido desarrollo de cochinillas. En el interior, esta plaga aparece una y otra vez sobre todo en cítricos, orquídeas, cactus y otras plantas de hoja gruesa (suculentas). El daño que producen a las plantas de interior se debe sobre todo a su succión, aunque también a la excreción de toxinas. Suelen ser difíciles de combatir, ya que están bien protegidas con corazas y la cera que producen. Es importante aislar lo antes posible a las plantas afectadas ya que, de lo contrario, esta plaga se extiende a las plantas contiguas. Para combatir de forma rápida y eficaz esta plaga, recomendamos COMPO Insecticida Efecto Máximo o COMPO Insecticida Orquídeas.

Orquídeas

La mayoría de las orquídeas requieren una humedad relativa de entre el 60 y el 80 % para sentirse bien en el alféizar del hogar. Cuando empieza la temporada de la calefacción, la humedad de nuestras viviendas suele ser inferior. Pero no se preocupe, no es necesario prescindir del calor en el hogar para disfrutar de la belleza de estas plantas exóticas. Puede aumentar la humedad ambiental colocando cuencos con agua en la habitación y junto a los radiadores. Rocíe también las hojas y raíces periódicamente con COMPO Revitalizante para Orquídeas. La fina niebla pulverizada proporciona humedad sin dejar antiestéticas manchas de cal en las hojas.

Reducir el abonado

A medida que los días se acortan durante el otoño, las plantas reciben menos luz y el crecimiento se ralentiza. Durante esta fase de reposo, las plantas de interior necesitan menos nutrientes, por lo que debe reducir el abonado.

Poda de frutales

La poda regular de los árboles frutales les permite desarrollar una estructura resistente de la corona que permite un paso regular de la luz. Por lo demás, estimula la cosecha y reduce el riesgo de enfermedades fúngicas. En principio, puede realizar la poda entre el otoño y finales de invierno, siempre que no haya heladas. Una poda más temprana puede mermar la resistencia a las heladas de los árboles. Dado que los árboles sin podar resisten mejor el invierno, es recomendable esperar a febrero/marzo para realizar la poda. La excepción la confirman los frutales de hueso, como ciruelas y cerezas, que deberían podarse en verano, después de la cosecha. Un árbol puede necesitar varios años para cerrar por sí mismo las heridas provocadas por la poda. Durante este periodo, las enfermedades pueden penetrar en él. Por ello, aplique una capa protectora de COMPO Lac Balsam Pasta Cicatrizante justo tras la poda.  

¿Qué se puede cosechar?

Col china, rábano, achicoria roja, lombarda, coliflor, calabazas, castañas, zanahorias, remolachas, nabos, canónigos

Proteger los rosales en invierno

Muchos rosales de nuestro jardín son sensibles a las heladas. En invierno, es importante proteger de las heladas y el viento frío, sobre todo las zonas del injerto y la base de los brotes. Puede sentar las bases para una correcta protección invernal desde el mismo momento en que los planta. Tenga en cuenta que el injerto debe encontrarse unos 5 cm bajo tierra. Amontone la tierra para evitar daños por heladas en la base de los brotes. Para ello, cubra la parte inferior del rosal (aprox. 20 cm) con COMPO Mantillo. Extienda también agujas de pino sobre los brotes que sobresalen para prevenir que las heladas y el sol del invierno los agrieten y evitar daños por heladas. En cuanto terminan las heladas más intensas, en primavera, se retira la capa de agujas. Espere a retirar el montón de la base de los brotes hasta que se vea claramente el nuevo brote del rosal.

Retirar la hojarasca

Las hojas que caen al jardín en otoño pueden emplearse para proteger los árboles sensibles en invierno, o también ofrecerle un excelente cobijo a los erizos. Retire las hojas caídas de todas las plantas que florecen o dan fruto. En estos casos, elimine regularmente la capa de hojas caídas. Puede deshacerse de la mayoría de las hojas junto con los restos de la cosecha, en el compost, donde formarán nutritivo humus. Pero no todas las hojas caídas son iguales. Las hojas de nogales, castaños y coníferas son de difícil compostaje, por lo que se deberían eliminar por separado. Para acelerar el proceso de descomposición, utilice COMPO Composter. En un plazo de 2-4 meses se habrá formado un compost fresco de calidad.  En caso de querer un compost maduro le llevará entre 6 y 8 meses.

Preparar el equipamiento y mobiliario de jardín para el invierno

Para que sus equipos y muebles de jardín no se vean afectados por las heladas, el moho y la podredumbre durante el húmedo y frío invierno, es importante prepararlos para esta estación. Limpie los muebles de jardín y guárdelos a salvo de la lluvia. Cierre las tuberías de agua exteriores, ya que el agua se congela en su interior a partir de los 0 ºC. Limpie todos los equipos que no necesita en invierno y guárdelos a salvo de heladas en un lugar seco. De esta forma, la próxima primavera podrá volver a utilizarlos perfectamente para sus trabajos en el jardín. Por último, no se olvide de los recipientes para plantas. En invierno, es importante proteger del agua las macetas de arcilla o terracota, ya que absorben el agua de su entorno. En caso de heladas, el agua se expande y los recipientes pueden saltar en pedazos.

Si no se ha hecho ya, entre en casa las plantas delicadas (orquídeas, plantas verdes…)

¿Qué plantar?

Plante los arbustos y rosales pequeños en contenedores.Sustituya las macetas con anuales estivales por pensamientos, violas, cyclamenes, bulbos de primavera, coles ornamentales. Aproveche para renovar la tierra.

Evitar encharcamientos

Las bajas temperaturas no son el único factor con el que deben lidiar las plantas que pasan el invierno en el balcón o la terraza. Muchas plantas resistentes no superan la temporada del frío porque tienen demasiada agua. El resultado es la podredumbre de las raíces. Si parece que la tierra va a encharcarse demasiado, procure protegerlas de la lluvia. Introduzca las plantas en su casa o colóquelas bajo techado para que no se encuentren siempre expuestas a la lluvia.

Otra buena opción es cubrirlas con broza o con un film transparente que permita la entrada de aire. Para que el agua pueda escurrir más fácilmente de la maceta, también puede colocar sus plantas en maceta sobre pequeñas patas.

Cuidados en el emplazamiento de invierno: El ambiente adecuado

Las plantas de balcón y en maceta se han mudado a sus emplazamientos invernales. Para que sobrevivan sin problemas al invierno, debería observarlas regularmente y proporcionarles algunos cuidados mínimos. Lo más importante es que el emplazamiento sea correcto y el ambiente sano. Ventile de una a dos veces por semana para reducir la humedad ambiental y evitar la aparición de moho. Además, así mejora la circulación del aire y reduce la temperatura ambiente. A las plantas les gusta tan poco como a usted tener los pies fríos, vigile por tanto que las plantas no se encuentren expuestas a corrientes de aire ni a heladas. 

Abrigar bien

Para que las plantas en maceta que pasan fuera el invierno no sufran durante la estación del frío, proteja el cepellón con una gruesa capa de yute, vellón o plástico de burbujas y evite así que se congele. Deje un pequeño espacio entre la maceta y la protección contra el frío y rellénelo con paja u hojarasca. De esta forma la planta tendrá otro colchón más contra el frío. Las partes aéreas de la planta, con un mayor riesgo de sufrir heladas, se pueden envolver para que estén más calientes.

¿Qué podemos plantar?

Cyclamenes en zonas mediterráneas y atlánticas. Las variedades a flores pequeñas son muy floríferas.

Coníferas antes que hiele, setos de hoja caduca, crisantemos. Se puede seguir plantando vivaces y brezos. Plantar anuales tales como pensamiento, viola, matrimonios, alhelíes…

Es momento de plantar los nuevos árboles de hoja perenne. Recordar regar bien.

Césped

Seguir cortando, aireando y abonando el césped en zonas mediterráneas. En zonas frías terminar con las tareas del césped. Limpiar el césped de hojas secas caídas de los árboles.

Huerto y frutales

Busque y suprima los estolones de los fresales. Proteja los frutales de pepita (melocotoneros, ciruelos) contra la monilia y la abolladura con tratamientos con COMPO Fungicida Biológico.

Plante los arbustos con pequeños frutos del bosque (frambuesas, moras, grosellas,…) y los árboles frutales jóvenes. Añada compost u otra fuente de materia orgánica al suelo. Elimine los restos de las plantas de tomates y compóstelos.