Ir a vista general Imprimir

La reproducción II: Esquejes

Jardín

Uno de los métodos más utilizados, por simple y eficaz, para la multiplicación asexual de las plantas es el esquejado. La reproducción por esquejes consiste en tomar una parte de una planta ya existente, tallo, hoja o raíz, e inducirla para que forme raíces y evolucione hasta convertirse en un nuevo ejemplar. Son muchas las plantas que podemos reproducir de esta manera, pero no en todos los casos es posible, y en unos es más sencillo que en otros. En primer lugar debe quedar claro que mediante el esquejado conseguiremos plantas iguales a las originarias, es por tanto importante escoger plantas vigorosas y sobretodo libres de enfermedades.